Law Firm Group Photo Group Photo
Más de $250 Millones
Recuperados
para Nuestros Clientes
Llámenos ahora para una consulta gratis No cobramos si no ganamos Consulta Gratuita
Publicado el:

Viandante Lesionada Recibe $3 Millones por Sus Lesiones en Un Choque con un Camión en Intersección de Brooklyn

Garbage_Truck-300x209-300x209Cualquier caso puede ser complicado, y es por ello que usted necesita a su lado a un experimentado abogado de accidentes en Nueva York. Inclusive un caso que parezca sencillo, como el de un peatón golpeado por un camión comercial, puede conllevar problemas que surgen después, por lo que resulta aún más importante contar con un abogado competente conduciendo el caso en la dirección correcta.

En el reciente caso de una viandante en Brooklyn, Claudia iba cruzando la calle en una intersección cuando un camión de basura comercial la golpeó. El camión no se detuvo; la policía llegó, y, basándose en información recabada de un testigo y de Claudia, un detective eventualmente encontró un video de vigilancia que le permitió a la policía identificar el camión que golpeó a la mujer.

Ella demandó a la compañía propietaria del camión y al hombre que lo conducía. Primero, el caso se fue a juicio por el tema de la responsabilidad, donde el principal asunto del litigio trató sobre si el camión del demandado fue de hecho el camión que golpeó a Claudia ese día. Al presentar su caso, Claudia llamó a múltiples testigos. El detective de la policía que encontró el video no fue uno de ellos. Podría haber muchas razones por las que usted, como demandante lesionado, pudiera decidir no llamar a alguien como testigo que en apariencia sería de supuesta ayuda. Tal vez su caso ya está bastante sólido, y añadir el testimonio de más testigos podría sólo servir para confundir potencialmente al jurado. O, quizás al poner al testigo en el estrado podría ¨abrir la puerta¨ para permitir que la otra parte obtuviera evidencia que pudiera ser desfavorable para su caso.

En el caso de Claudia, la defensa vio la ausencia del detective en la lista de testigos e intentó llamarlo. Sin embargo, el tribunal no les permitió llamar al detective, ya que el testimonio que buscaban obtener se habrían calificado como rumores inadmisibles.

Al final del juicio, el jurado encontró a los demandados responsables y concedió a Claudia una indemnización por daños por un monto de $3 millones. Los demandados apelaron, con su apelación centrada en la negativa del juez de primera instancia a permitir al detective testificar. La División de Apelaciones rechazó la apelación y confirmó el veredicto en favor de la viandante. La ley impone ciertas limitaciones claras al admitir el testimonio de testigos. El testimonio del testigo propuesto debe ser relevante y fundamental para el caso en juicio (lo que significa que debe tener relación y que de hecho será potencialmente útil al jurado para decidir sobre temas esenciales). De igual manera, tampoco debe estar entre ninguna de las categorías que las normas especifican que son inadmisibles.

El testimonio del detective que la defensa quería obtener no cumplía con estos lineamientos. Parte del testimonio propuesto habría sido sobre ¨temas colaterales¨, lo que quiere decir que no era suficientemente relevante y fundamental para el caso. El resto del testimonio propuesto habría sido calificado como rumor, lo que las normas de la evidencia especifican que entra en la categoría de evidencia generalmente inadmisible. Al final, la sentencia del juez de primera instancia fue la adecuada, y el veredicto en favor de Claudia fue ratificado.

Los experimentados y diligentes abogados de accidentes de camión en Nueva York del despacho de Jacob Oresky han estado trabajando durante muchos años para proteger a peatones lesionados en toda el área de Nueva York, incluyendo el Condado de Westchester y Long Island. Descubra cómo podemos poner la experiencia de nuestro bufete y nuestras habilidades a trabajar para usted y apoyarle para lograr el éxito en su caso.

Para recibir una evaluación gratuita de su caso, contáctenos en línea o llame a nuestro despacho al 718-993-9999. Nuestros teléfonos son atendidos 24 horas al día, siete días a la semana.