Negligencia Médica

¿Qué es un cefalohematoma? Causas, pronóstico y más

Un cefalohematoma es una acumulación de sangre que ocurre entre el cráneo y el cuero cabelludo de los recién nacidos. La causa más común de un cefalohematoma es un trauma o golpe en la cabeza del niño. Un cefalohematoma se caracteriza por ser un área suave y abultada en la parte trasera del cráneo del niño.

El pronóstico para los niños que padecen de esta condición es, por lo general, positivo. Usualmente, un cefalohematoma no provoca daño cerebral, ya la sangre se acumula en la parte superior del cráneo.

Sin embargo, los recién nacidos con un cefalohematoma pueden estar en riesgo de padecer ciertas condiciones médicas, entre las que se incluyen la ictericia, una infección y anemia. Si estas condiciones no se tratan, o si el bebé padece de otros problemas de salud, los cefalohematomas pueden ser graves, e incluso mortales.

Causas de un cefalohematoma

Un cefalohematoma se considera como una lesión de nacimiento que ocurre durante el parto. Por lo general, es causado por la presión de la cabeza del bebé contra la pelvis de la madre, y/o el momento en el que el bebé pasa por el canal de parto. Esta presión causa que los delicados vasos sanguíneos se rompan, formando un bulto inusual en la parte trasera del cráneo.

Todos los niños están en riesgo de padecer de un cefalohematoma, pero es más común que ocurra en alguna de las siguientes situaciones:

  • Cuando se da a luz a gemelos o trillizos
  • Cuando la cabeza del niño es muy grande para el parto
  • Cuando el parto es muy prolongado o difícil
  • Cuando se utilizan dispositivos de asistencia para el parto (fórceps o una ventosa obstétrica)
  • Cuando el bebé está en posición podálica, u otras posiciones anormales para el parto
  • Cuando las contracciones uterinas son débiles y retrasan el parto y el proceso de nacimiento del niño.

Aunque alrededor del 1% o del 2% de los niños desarrollan un cefalohematoma, los niños parecen verse más afectados por ellos que las niñas.

Cefalohematoma vs Caput Succedaneum

En ocasiones, las personas confunden los cefalohematomas con una condición menos severa llamada caput succadeneum. El Caput succedaneum ocurre con la presión natural de la cabeza del bebé al pasar por el canal de nacimiento. Varios bebés recién nacidos tienen una cabeza que es ligeramente bulbosa y que parece estar hinchada durante las primeras horas o días luego de haber nacido.

A diferencia del caput succedaneum, el cefalohematoma es causado por vasos sanguíneos rotos que causan inflamación por debajo del cuero cabelludo. Un bebé puede tardar varios meses en recuperarse de un cefalohematoma. En situaciones especiales, si el bulto se vuelve más pronunciado o no reduce su tamaño por su cuenta, los doctores deben drenar el fluido.

Pronóstico para los niños con un cefalohematoma

El pronóstico para los recién nacidos que desarrollan un cefalohematoma es, por lo general, positivo. Usualmente, un cefalohematoma es diagnosticado por el bulto que aparece en la parte trasera del cráneo. Puede que note este bulto al nacer, o que se desarrolle un día después del nacimiento. Sin embargo, puede que el doctor solicite evaluaciones adicionales, entre las que se incluyen:

  • Rayos X
  • Ultrasonido
  • Tomografía computarizada (CT)

Su doctor puede recomendarle que tome fotografías o medidas de la hinchazón. Usted debe buscar atención médica inmediata si su hijo desarrolla un nuevo bulto, o si este se hace más grande.

Tratamiento común para el cefalohematoma

Además del monitoreo para asegurarse que la inflamación se reduzca de forma gradual, por lo general, no hay un tratamiento específico para los cefalohematomas.

Puede notar ciertos cambios y características, tales como:

  • El bulto puede sentirse más firme a medida que la sangre se calcifica y es reabsorbida por el cuerpo.
  • El centro del bulto puede desaparecer antes que los lados, otorgándole una apariencia similar a la de un cráter.
  • La inflamación puede tomar hasta tres meses para desaparecer por completo.

Si usted nota que su bebé tiene problemas para alimentarse, o no se desarrolla conforme a los hitos normales, comuníquese con su proveedor de atención médica.

Complicaciones de un cefalohematoma

Un cefalohematoma puede aumentar el riesgo de su bebé de padecer de ciertas condiciones médicas, entre las que se incluyen:

  • Anemia: Su bebé carece de suficientes glóbulos rojos saludables para llevar el oxígeno necesario a los órganos y el tejido corporal.
  • Ictericia: Su bebé padece de una acumulación de bilirrubina, lo que significa que el hígado no está procesando de forma efectiva los glóbulos rojos.
  • Infección: Su bebé recién nacido puede estar más propenso a padecer de una infección, especialmente si se necesita drenar el fluido.

Su bebé puede estar anémico si tiene problemas para respirar, si su tono de piel no es saludable o si su latido es más rápido de lo normal. Algunos bebés con anemia requieren una transfusión de sangre para mantener niveles de oxigenación saludables.

La ictericia causa que la piel, e incluso la esclerótica de los ojos de su bebé, se tornen de color amarillo. Puede que su doctor desee revisar la función hepática de su bebé para descartar alguna anormalidad.

Cómo evitar un cefalohematoma

Como otros tipos de lesiones al nacer, los cefalohematomas usualmente son causados por proveedores de atención médica que no mantienen los niveles de atención aceptados.

El cefalohematoma de su bebé pudo haberse evitado al:

  • Supervisar de mejor manera el tamaño y el peso de su bebé, ya que los bebés demasiado grandes son más propensos a padecer de esta condición
  • Realizar una cesárea para evitar el romper los vasos sanguíneos
  • Utilizar correctamente los dispositivos de asistencia al parto, como las ventosas y los fórceps
  • Tener más cuidado al manipular al bebé durante el parto
  • Monitorear de mejor manera las contracciones uterinas que pueden prolongar el parto

Un cefalohematoma es causado por una lesión de nacimiento que puede afectar el pronóstico de la salud de su bebé. No debería tener que sufrir económicamente a causa de la negligencia o el descuido de un médico.

Cómo nuestra firma puede ayudarlo

No es inapropiado el buscar una compensación monetaria si su familia se vio afectada por la negligencia o el descuido de un médico. Un abogado de Oresky & Associates, PLLC, o de asesoría, puede ayudarlo a entender sus derechos y opciones legales.

Podemos ayudarlo a obtener una compensación por parte de los responsables, como:

  • Doctores
  • Anestesiólogos
  • Enfermeras
  • Especialistas
  • Otro tipo de personal involucrado en el parto
  • Hospitales y centros de parto

Usted espera que su obstetra y el resto de los proveedores de atención médica hagan todo lo posible para prevenir un cefalohematoma, así como otras heridas al nacer. Cuando no cumplen con este deber, es su derecho el hablar con un abogado de negligencia médica sobre una compensación.

Su derecho a recibir una compensación

Un abogado de negligencia médica asociado a nuestra firma, o que trabaja para nuestra firma, entiende todos los aspectos legales y médicos de un caso de lesión de nacimiento. Oresky & Associates, PLLC, puede ayudarlo a recuperar:

  • Daños monetarios por el dolor y el sufrimiento pasado causado por las lesiones
  • Daños monetarios por el dolor y el sufrimiento futuro causado por las lesiones
  • Daños monetarios por atención médica
  • Daños monetarios por dispositivos o equipo necesario debido a la negligencia médica.

Usted no debe pagar nada por adelantado para que lo representemos ante la compañía de seguros o en el tribunal. A nosotros únicamente se nos paga si logramos recuperar la compensación a su nombre.

Llame hoy para una revisión gratuita del caso.

Usted tiene el derecho de hablar con un abogado si una lesión de nacimiento causó el cefalohematoma de su bebé. Llame a Oresky & Associates, PLLC hoy para obtener una consulta gratuita al: (718) 993-9999.

Por qué trabajar con Oresky & Associates

Un récord de éxito basado en el trabajo duro y la dedicación

Estamos dedicados a ayudar a nuestros clientes a buscar acuerdos y veredictos que satisfagan sus necesidades presentes y futuras. No dude en comunicarse con nosotros en nuestras oficinas en el Bronx y Queens para programar una consulta gratuita. No nos pagará honorarios de abogado a menos que lo ayudemos a obtener daños monetarios. Brindamos representación legal personalizada y dedicada a las personas lesionadas en Nueva York.

Page Contact

Chat en vivo, video chat o llamadas telefónicas las 24 horas del día, los 7 días de la semana