Accidente De Escaleras

Trabajador de Nueva York Gana Caso de Lesiones Ocasionadas Por Caer de Una Escalera Al Instalar Bocinas

Table of Contents

    ladder_clip_art_Una reciente e importante decisión por parte de la División de Apelaciones en Nueva York falló en favor de un trabajador que cayó de una escalera al instalar altavoces de audio para el cliente de su empleador. La decisión es importante porque sirve como recordatorio de que los estatutos como la “Ley Andamio” de Nueva York existen para proteger a los empleados lesionados en accidentes de construcción en Nueva York; y los tribunales deben interpretarlos de manera tal que proporcionen una amplia protección para esos trabajadores. En este reciente caso, eso significó la definición de “alterar” una estructura para incluir perforación de agujeros y soportes para colgar bocinas para audio.

    El empleado era un rematador que, para su empleador, estaba restaurando e instalando paneles de madera en las paredes en unas instalaciones del cliente, un centro judío en Long Island. Inmediatamente antes de que el trabajador comenzara a realizar su trabajo con los paneles, él y sus compañeros retiraron dos bocinas de audio de la pared. Una vez que se terminó el trabajo de los paneles, un rabino empleado por el centro le pidió al equipo que volviera a colocar las bocinas.

    Esta tarea implicó perforar agujeros e instalar soportes. El rematador colocó la primera bocina sin problemas. Sin embargo, durante la instalación de la segunda bocina, la escalera tipo A de 8 pies de altura proporcionada por el centro, “repentinamente comenzó a oscilar”. Eso ocasionó que el rematador cayera y sufriera lesiones.

    El trabajador levantó una demanda contra el centro para obtener una indemnización por sus lesiones. Una de sus reclamaciones fue que el centro era responsable y que él tenía derecho a recibir una compensación basándose en la Sección 240(1) de la Ley Laboral. El caso del rematador parecía tener varios de los elementos que un trabajador de la construcción lesionado necesitaría para tener éxito. Él estaba sobre una escalera. Sufrió un incidente “relacionado con la gravedad”. Resultó lesionado en la caída.

    Pero existen muchas piezas en el rompecabezas cuando se trata de tener éxito en su caso de accidente de construcción. En esta situación, el centro rebatió el caso del trabajador argumentando que, a pesar de la caída, la escalera, y las lesiones, la reclamación del trabajador no cumplía con todos los requerimientos exigidos por el estatuto. Específicamente, lo que el centro alegó con éxito en el tribunal de primera instancia fue que el rematador resultó lesionado al instalar las bocinas y que la instalación de bocinas no era parte de las actividades cubiertas en la Sección 240(1), lo que permite a los trabajadores demandar solamente si realizan labores de “erección, demolición, reparación, alteración, pintura, limpieza o señalización en un edificio o estructura”.

    El trabajador apeló esta norma, y ganó. Ganó porque el tribunal interpretó la lista en el estatuto (erección, demolición, reparación, alteración, pintura, limpieza, o señalización) demasiado estrechamente, según decidió la División de Apelaciones. El objetivo de la norma, explicó en su fallo la División de Apelaciones, es proteger a los trabajadores de que sufran lesiones. Para lograr ese objetivo, los jueces deben interpretar con libertad el texto del estatuto, lo que significa que las palabras como “reparación”, “alteración”, y “limpieza”, deben ser entendidas de tan amplia manera que permitan más, en lugar de menos, para que los trabajadores lleven sus casos.

    La norma fue diseñada para proteger a los obreros que trabajan en proyectos en construcción, inclusive si la labor concreta que el empleado estaba realizando consistía en algo relacionado con la construcción efectiva, en contraposición con la propia construcción real. Una interpretación apropiada de la palabra “alteración”, en este contexto, claramente sería lo suficientemente amplia como para incluir que un trabajador perforara un agujero e instalara un soporte para colgar una bocina de la pared después de instalar unos paneles en esa misma pared.

    Si usted resultó lesionado en un lugar en construcción, su caso requiere de varios elementos. Necesita la acumulación de evidencia y el testimonio de testigos. También necesita argumentos legales cuidadosamente elaborados. Estas son solamente dos de las áreas donde su abogado experimentado de Nueva York puede ayudarle. Los hábiles abogados de accidentes de escaleras en Nueva York del despacho de Jacob Oresky han estado representando diligentemente a personas en trabajos de construcción en toda el área metropolitana de Nueva York, incluyendo en el Condado de Westchester y en Long Island, y contamos con la experiencia, recursos, y compromiso de un servicio personalizado al cliente para ayudarle con su caso. Llámenos para saber más sobre cómo podemos brindarle ayuda.

    Para recibir una evaluación gratuita de su caso, contáctenos en línea o llame a nuestra firma al 718-993-9999. Nuestros teléfonos son atendidos 24 horas al día, siete días a la semana.

    Por qué trabajar con Oresky & Associates

    Un récord de éxito basado en el trabajo duro y la dedicación

    Estamos dedicados a ayudar a nuestros clientes a buscar acuerdos y veredictos que satisfagan sus necesidades presentes y futuras. No dude en comunicarse con nosotros en nuestras oficinas en el Bronx y Queens para programar una consulta gratuita. No nos pagará honorarios de abogado a menos que lo ayudemos a obtener daños monetarios. Brindamos representación legal personalizada y dedicada a las personas lesionadas en Nueva York.

    Page Contact

    Chat en vivo, video chat o llamadas telefónicas las 24 horas del día, los 7 días de la semana